Los Mitos y su función en las sociedades antiguas

La Función de los mitos

Hoy vamos a hablar sobre el papel que juegan los Mitos y su función dentro de las sociedades antiguas. Tal y como os dijimos en la última entrada, este curso 2017-2018, los talleres se centrarán en las culturas Griega y Romana.

Con nuestros pequeños arqueólogos, nos adentraremos en el vasto imaginario colectivo de los mitos y aprenderemos para qué necesitaban las antiguas civilizaciones todos estos relatos mitológicos.

Los mitos forman parte del imaginario colectivo

Todos conocemos las aventuras y desventuras de los personajes de los mitos griegos y romanos, puesto que nos han fascinado generación tras generación. Inspirando pinturas, novelas, y cómo no, películas y series de televisión. Es más, seguro que sabríamos esbozar sus principales hazañas.

Los nombres nos suenan: Dioses — como Zeus, Poseidón, Atenea, Hades, …y sus homónimos romanos, que curiosamente dan nombre a los planetas de nuestro sistema solar—. También hemos oído o incluso visto en alguna película las hazañas de los héroes más increíbles —mitos como el de Hércules, Aquiles, Eneas, Ulises, Rómulo y Remo, Perseo, …—. Pero el número de personajes de este mundo mitológico crece con seres increíbles como las sirenas, los cíclopes, los gigantes, los minotauros, y seguimos con los centauros, panes, sátiros y muchos más…

Conocemos las hazañas de los héroes y dioses, pero, ¿sabemos para qué servían los mitos? o ¿qué papel jugaban en las sociedades antiguas?

Cambio en la función del Mito

Los mitos han existido siempre, pero su función ha evolucionado a lo largo de la historia. Cambiando personajes, escenarios o argumentos, a medida que las necesidades de la sociedad iban cambiando. Pero la idea principal, el mensaje último del mito permanecía.

Función del mito en las sociedades antiguas

En las sociedades antiguas, los mitos tienen un marcado carácter político-religioso puesto que servían para muchas cosas, desde explicar normas y comportamientos admitidos dentro de la polis-ciudad — como normas sociales, normas sobre la práctica religiosa hasta fijar el cómo se tiene que fundar una nueva ciudad o Por qué se celebraban las olimpíadas—.

También servían para legitimar situaciones de gobierno — como dar explicación a por qué gobierna tal o cual familia, por qué una ciudad es enemiga de otra, o porque hay una determinada forma de gobierno—. Dar prestigio —en el caso de los mitos fundacionales, que permitían a las ciudades hacer comparativas a ver quien tenía la divinidad más poderosa—.  Explicar las normas de la naturaleza —como por ejemplo la sucesión de las estaciones, el día y la noche, etc…— incluso la propia creación del mundo —mitos cosmogónicos—. Vemos por lo tanto que los mitos servían para todo, incluso para entretener.

El mito y la importancia de la Tradición Oral

Vamos a hacer un ejercicio mental.  Imaginémonos que nos encontramos en la península ática en algún momento entre la Protohistoria y la Época Arcaica. Estamos en un momento de cambios, de contactos con diferentes pueblos en el mediterráneo. Las sociedades ya están sedentarizadas, así que vivimos en pequeños núcleos urbanos. Tras nuestras obligaciones diarias, ¿Cómo nos entretendríamos? ¿Cómo conoceríamos nuestras tradiciones? ¿Mirando la tele o buscando en internet? Evidentemente que no. Se trataba de sociedades que no conocían la escritura o la estaban empezando a desarrollar. En ese momento, el “Internet” era la tradición oral. El relato, la narración era la forma que tenían las culturas ágrafas (es decir que no conocen la escritura) para transmitir sus conocimientos y construir su identidad. Y es así como nace el mito, como narración construida para relatar la tradición.

En sociedades antiguas, en las que no hay un aparato científico desarrollado, realidad y leyenda se entretejen en el relato mítico.

Eran sociedades íntimamente vinculadas con su entorno. La naturaleza lo era todo para ellos. La naturaleza se nos presenta con dos caras. Por un lado era fuente de vida, de alimento, de medicinas, se podía dominar mediante la agricultura o la ganadería. Pero por el otro lado era agreste, indómita, capaz, mediante sus fuerzas, de arrasar con todo el trabajo hecho. Por ello sus personajes están íntimamente ligados con la naturaleza, todas las divinidades están asociadas a un elemento (agua, aire, tierra, mundo animal, fuego, mundo vegetal…), porque era la forma de dar una explicación lógica a todos los fenómenos que sucedían a su alrededor. Mas adelante, a medida que la sociedad griega fue evolucionando, los usos de los mitos se fueron volviendo de cada vez más complejos.

Y cuando se dominó la escritura, muchos eruditos de la época los dejaron por escrito. Hesíodo, Homero,… no son los autores intelectuales de las historias que escribieron. Simplemente se encargaron de fijar por escrito las narraciones míticas que llevaban varias generaciones transmitiéndose de boca en boca.

En próximas entradas, nos detendremos a analizar con profundidad algunos mitos en concreto.

Dadle al me gusta si os parece interesante

 

 

 

 

 

By | 2017-09-22T10:20:14+00:00 septiembre 22nd, 2017|Mitologia|0 Comments

About the Author:

Licenciada en Historia y Arqueóloga, especialista en Edad Antigua. Realiza actividades de Ocio Cultural y talleres de Arqueología Divertida para transmitir su pasión por la Historia y las Civilizaciones a los más pequeños. ¡¡La Historia no es aburrida!!

Leave A Comment